Perú


Un año antes de saber tan siquiera que iríamos a Perú, el viaje ya había comenzado. ¿Pero chico, cómo puede ser esto?


Planeando ir a Perú

En marzo de 2016 estuvimos por Estados Unidos, haciendo la llamada Ruta del Blues, música de la que soy un apasionado. Ese viaje lo elegí yo, por supuesto. Así que al año siguiente le tocaba a Gloria elegir destino. Y ahí comenzó el viaje, cuando en el momento de agradecerla sinceramente haberme acompañado a ese viaje, me dijo “el año que viene quiero ir a Perú”. Ahora se entiende mejor, ¿verdad?
Detalle de pared en el convento de Santa Catalina, Arequipa.

Debo decir que Perú, a pesar de tener sus no pocos atractivos, no me motivaba excesivamente; sí, todo el mundo habla maravillas a su vuelta (¡qué paisajes, qué buena gente, qué gastronomía!) pero chico, que a mí de primeras no me motivaba, qué le vamos a hacer. Como en casa el que organiza los viajes, hoteles, rutas, etc… soy yo (soy el que tiene más tiempo, suertudo que es uno), tenía que sacar fuerzas para organizar un periplo de quince días por Perú. Imagino que si estás en esta página es porque también tienes esa suerte y estás aquí para ver qué te puedo contar yo de tu próximo viaje.

Precio del vuelo

Comencé a mirar precios de vuelos ya en noviembre de 2016 (el viaje lo realizamos en abril de 2017, haciéndolo coincidir con la Semana Santa y esos días que tan bien sientan a un ateo); yo soy, y supongo que la mayoría de nosotros, de los que hasta que no tenemos comprado el vuelo, no nos creemos realmente que vamos a hacer semejante viaje. De aquélla los precios rondaban los 750€, y sabía que podríamos conseguirlos algo más baratos. Esto al final es un trabajo diario, consultando Kayak, Skyscanner, y páginas del mismo pelo.

Vendedoras ambulantes en Ollantaytambo.

Finalmente encontramos el vuelo a 685€ con Avianca (la principal y recomendable aerolínea colombiana), entrando por Lima y saliendo por Cusco. Una nota al respecto de los vuelos… Cuando hacemos viajes de este tipo, siempre intento salir por una ciudad distinta a la de entrada; esto te permite ahorrarte el trayecto hasta la ciudad de origen, y disponer de al menos un día más. He leído en algún blog que esto encarece los precios de los vuelos; bajo mi experiencia, esto es completamente mentira, y os pongo un par de ejemplos para demostrarlo.

Nuestra ruta

Es éste un mapa aproximado con el recorrido que realizamos; por ejemplo, el viaje de Lima (A) a Arequipa (B) fue en avión, no en coche, como parece dibujar el mapa. O la entrada al Manu, que Google no deja ir más allá con esta herramienta. Pero sí servirá para que tengáis un dibujo mental del viaje.

Contado este rollo inicial, os dejo a continuación los lugares por los que pasamos, y más abajo podéis ir leyendo acerca de cada ciudad simplemente pichando en el link:

Lima

1 noche (al día siguiente cogimos vuelo a Arequipa, 72€ por cabeza)

Arequipa

2 noches (autobus recomendadísimo: Cruz del Sur a Puno, 6:30h de duración)

Puno

3 noches (autobus recomendadísimo: Cruz del Sur a Cusco, 6:30h de duración)

Cusco

6 noches.

Parque Nacional del Manu

3 noches de pura selva.

Machu Picchu 

en el día (regresando a Cusco para dormir).

 

Deja un comentario