Corolla, el coche más vendido del mundo

Desde 1966, año en el que empieza la fabricación del Corolla, Toyota alcanzó en julio de 2021 la increíble cifra de más de cincuenta millones de unidades vendidas.

1966 se dice rápido pero… pongámoslo en contexto: Japón había sido derrotado sólo 19 años antes en la IIGM, dejando un país al borde del colapso; los hippies estaban asomando tímidamente la cabeza en California; faltaban aún 9 años para que finalizara la Guerra de Vietnam y 3 para que el hombre pisase la Luna; aquí nos quedaban unos pocos años más de dictadura, y al Muro de Berlín 23 añazos para caer…

Y el Corolla ya estaba en producción en ese fascinante país que es Japón.

Aquí va un pequeño diario de mis aventuras y desventuras con mi pequeño pepino. En definitva, mi opinión con un Toyota Corolla 2024.

Ésta que nos ocupa es la generación número doce… Cuesta creer que estos dos coches de abajo sean el mismo modelo:

Primer Toyota Corolla

Primer Toyota Corolla, 1966. Imagen de toyota.es

Mi opinión con un Toyota Corolla 2024

Fotografía tomada en la Universidad de Fuenlabrada (12/04/2024), al día siguiente de la entrega.

Plazos de entrega de Toyota

Cuando fui por primera vez al concesionario (julio de 2023) se me indicó claramente que los plazos se habían acortado ostensiblemente, pasando de los largos meses de espera (la gente que espera un Touring Sports indica que ha llegado al año) a los dos o tres meses.

En noviembre del ’23, tras haberme quedado tirado por segundo vez con mi viejo Megane del 2007, decidí que ya era hora de ir cambiando de vehículo, sobre todo por el riesgo que supone quedarte tirado en una carretera como la M-40, a merced del resto de conductores (os aseguro que la sensación de vulnerabilidad es brutal).

Mi caso fue ligeramente distinto: lo pedí el 13 de noviembre y lo recibí el 11 de abril… cinco meses de larga espera.

Según he ido leyendo, es en función del acabado que elijas lo que hace que la cosa se acorte o se alargue: Toyota requiere cubrir el cupo de «Style Editions» para meterlos en la línea de montaje. De ahí que los Active Plus, que es la gama de, digamos, entrada, tengan fechas de entrega más cortas.

A modo cuaderno de bitácora, dejo por aquí las fechas que, en mi caso, se manejaron:

  • Pedido realizado – 13 de noviembre de 2023 (dadme el coche cuanto antes, por favor)
  • Fecha original de entrega – 19 de enero de 2024 (a finales de enero, bueno… le has hecho ya tres rodajes)
  • Entrada en fábrica – 11 de febrero de 2024 (por fin, cojones)
  • Sale en barco de Bristol – 15 de marzo de 2024 (sí, más de un mes esperando… ha venido con acento inglés)
  • Salida de Sagunto – 27 de marzo de 2024 (¿y qué hace un inglés en la costa Mediterránea? comer paellas)
  • Llegada al concesionario – 1 de abril de 2024 (vaya campa tranquila que tenemos aquí, qué bien me va a venir para descansar)
  • Entrega final y primeros kilómetros – 11 de abril de 2024 (cabrón, lo que has tardado en llegar pero… cómo molas)

De todo esto, lo bueno es que ya se me ha entregado el modelo del año en curso, esto es el MY24… Cuando lo encargué en noviembre se entregaría el del año ’23.

Las chucherías que incorpora como novedad son: el Head Up Display, luces adaptativas AHS y un filtro de partículas (desarrollado por Panasonic) llamado Nano-ex que, aseguran, mantiene un habitáculo con un aire limpio.

Bueno, pues bienvenidas sean (y más viviendo en Madrid, con la capa de mierda constante que tenemos por aquí).

Seguimiento de los pedidos

Tenemos la aplicación donde iremos viendo los pasos que va dando nuestro ansiado coche (siempre y cuando el comercial asocie bien vuestro mail).

También tenemos el chat de Toyota, con los benditos y pacientes agentes (menuda brasa les dí día sí, día no).

Pero tenemos una extensa comunidad de usuarios que han desarrollado hasta una extensión de Chrome que devuelve más información que la que nos da la propia aplicación.

Si queréis que os pase info detallada al respecto, dejadme un comentario más abajo y os enviaré toda la info disponible, así como links y demás.

Mi opinión con un Toyota Corolla 2024

Recién lavado tras una ruta por Gredos.

Modelo elegido

Dado que los precios de segunda mano están por las nubes (con diferencias irrisorias respecto a un coche nuevo) y que el anterior coche me ha durado 17 añazos, me he permitido el lujo de irme al acabado más completo: el Style Edition, motorización 140H.

Sí, podría haberme ido al 200H, pero habiendo conducido y viajado bastante en un C-HR de 2016, con motor de 125cv, sabía que era más que suficiente para mí.

El placer de conducirlo

Efectivamente, es un auténtico placer: no será el más rápido, no será el más silencioso, pero su peculiar caja de cambios e-CVT cumple perfectamente: aún no lo he achuchado lo suficiente, pero en los momentos que lo he hecho, ha respondido perfectamente.

Esto, junto con el sistema multimedia (por fin Toyota se ha puesto a la altura, dicen los que conocen en detalle lo que ofrecen otras marcas), la voluminosa cantidad de ayudas a la conducción (frenada automática, control de crucero adaptativo, donde el coche parece que casi conduzca solo), la estética tan elegante y con cierto aire deportivo…

Mi opinión con un Toyota Corolla 2024

En fin, quizá alguien lea esto y reniegue de muchos de los comentarios pero, para mí, que el coche es algo de lo que quiero disfrutar sin pensar que estoy en un circuito, es una p*ta maravilla.

Y si quiero sensaciones más extremas (y siendo completamente legal en velocidades, etcétera) ya tengo mi preciosa Moto Guzzi.

Las siglas de conducción segura

Como veréis a continuación, son muchísimas las ayudas de las que dispone el Corolla (y por extensión, prácticamente todos los Toyota).

Aquí va una breve descripción de cada una de ellas y los ajustes que tengo (me vendrá bien recordarlos si algún día se resetease el ordenador de a bordo).

  • LDA: el sistema de alertado de cambio de carril. Si, tras la vibración al volante o el pitido (según lo tengas configurado) no actúas, el coche puede frenar por ti. Yo lo llevo con la vibración al volante, me parece más eficaz que un pitido, que puede pasar desapercibido por ruidos externos o la propia música.
  • BSM: son las siglas de Blind Spot Monitor, o detector de ángulo muerto. Es decir, la lucecita en los retrovisores. Cuántas veces no habré agradecido internamente, yendo en moto, al adelantar a un coche y ver que lleva ese sistema de seguridad. Por supuesto, lo llevo activado, tiempo de asistencia 2 de 3 niveles y brillo a tope.
  • PCS: sistema de precolisión con detector de peatones y ciclistas. Si no llevas esto activado, no merecerías tener el carnet.
  • PDA: asistencia proactiva a la conducción, es decir: decelera si detecta un coche que te precede, ajusta de ser necesario la propia dirección del coche y, por último, también aplica un frenado en curvas (esto se puede desactivar en Ajustes del Vehículo, dentro del apartado DRCC). En este submenú encontrarás dos siglas (ambas activas, en mi caso): OAA, que es la anticipación de obstáculos, y la DA, que es la asistencia de desaceleración.
  • RCTA: alerta de tráfico trasero cruzado. Sus siglas corresponden a Rear Cross Traffic Alert. Por supuesto, activado. En mi Toyota Corolla aparece, en la cámara trasera, unas flechitas indicándote de dónde proviene el vehículo en cuestión.
  • P)))∆ (Parking): no lo encontrarás como «Parking», pero sí como una P mayúscula que parece estar «viendo» un objeto frente a ella. Es el asistente sonoro de parking (por supuesto, si el coche lleva los preceptivos sensores… si no, poco va a sonar).
  • PKSB: actúa junto con el anterior. Si el que sale más arriba sólo pita, éste frena… y frena bastante, parece que se ha roto algo. Tan útil como que ya me ha librado de darle un besito al morro al aparcar de frente.
  • SEA: siglas de Safe Exit Assist. Activado. Te indica mediante avisos sonoros y visuales (las lucecitas antes citadas del retrovisor) si es seguro o no salir del coche.
  • RSA: uno de los dos sistemas que llevo desactivado. Se trata del lector de señales de tráfico y la correspondiente velocidad máxima. Me gustaría dejar activo sólo la lectura de la velocidad, sin avisos sonoros de ningún tipo, pero Por normativa europea, desde este 2024 es obligatorio que, cada vez que se encienda el coche, la configuración vuelva a sus valores por defecto… los cuales, como podéis imaginar, son aviso sonoro y visual. Por suerte, se desactiva en cuestión de segundos y, en caso que no lo hagas, los sonidos no son demasiado molestos.
  • DRCC: éste (o parte de él) es el otro que llevo desactivado. Se trata de que limite automáticamente la velocidad del coche a la de la señal de tráfico que haya leído en ese momento. Si, por un casual, el coche hace una lectura incorrecta, puedes tener la desagradable sorpresa de pasar de, pongamos, 100 km/h a 70km/h. Todo esto sin intervención alguna por tu parte. Y si vas solo por la carretera, bien, pero imagínate llevar a otro coche detrás. La hostia puede ser legendaria. Lo que sí llevo activado de esta sección es la Prevención de adelantamiento y la frenada en curva (que, de momento, me encanta).

Os aconsejo hacer un copy/paste de ellas y tenerlas en vuestras Notas del teléfono.

Si preferís ver vídeos en la web oficial, pinchad en el enlace anterior.

Carplay y Android Auto

Carplay ya era inalámbrico desde, al menos, el año 2023. Los usuarios de Android están de enhorabuena: también permite Android Auto de manera inalámbrica.

En lo que a Carplay respecta, la experiencia no puede ser más fluida: hasta el momento no se ha desconectado en ningún momento, el emparejamiento es casi instantáneo según entras en el coche, la integración de Apple Maps con los avisos que aparecen en el HUD o en el cuadro de mandos es perfecta, la integración con Siri también lo es… en definitiva, viniendo de un coche de diecisiete años, podéis imaginaros que estoy encantado.

El sistema de audio JBL

Aunque no se trató de un motivo que decantara la balanza, el hecho de que el audio fuera «premium» sí fue la guinda al pastel para elegir el Style Edition.

Lo supe ya en julio del 2023, cuando probé el del comercial de turno y, volviendo al concesionario, sonó en la Kiss FM Una Rosa Es Una Rosa de Mecano (momento remember: en casa hay cerca de mil discos entre vinilos y cedés, y no hay ni uno de Mecano, pero esta banda me retrotrae a mi niñez, cuando viajábamos en el Fiat Tipo… coche que a la postre heredaría y cambiaría por el Megane en 2007).

Hecho el ejercicio de nostalgia, seguimos con el audio: evidentemente no podrás jamás compararlo con un sistema de casa o unos buenos altavoces, pero de momento estoy satisfecho. Sin más.

Mi opinión con un Toyota Corolla 2024

Por ejemplo, a pocas semanas del estreno del coche: he notado unos graves retumbando en la puerta del conductor, cuando sonaba el Brown Sugar de D’Angelo. La ecualización se encontraba de la siguiente forma: Agudos +1, Medios -1, Graves -1. Bajando los graves a -3 he conseguido paliarlo, pero considero que esto no debería de ocurrir.

Para los sibaritas: el disco que de unos años a esta parte utilizo para valorar la calidad de los sistemas de audio es éste de Jon Cleary.

Regalos del concesionario

Éstos son, creo, todos los regalitos que estaban en el maletero:

  • Pack travel (negociado durante el proceso de compra): incluye una maleta de cabina, bolsa de mano, paraguas, neceser, cable y botella;
  • Tornillos de seguridad;
  • La famosa redecilla;
  • Caja organizadora para el maletero;
  • Kit de productos de limpieza;
  • Base de goma para el maletero;
  • Botiquín;
  • Luz de emergencia;
  • Chaleco, triángulo, guantes, etcétera.

Lo sorprendente es que, a pesar del retraso que sufrió el coche, no pedí nada al comercial. Supongo que la buena educación y el no ser muy insistente con las llamadas que hice a lo largo de los meses de espera decantó la balanza para que me incluyeran todas estas cosas.

Las famosas Toyotadas

No tiene aún 1000 kilómetros, pero ya le he encontrado algunas cosas que piensas: «joder macho ¿tanto os hubiera costado?«. Ahí van mis «quejas»:

Cámara trasera

La primera y más flagrante: la cámara trasera es de una pésima calidad, mucho peor en resolución que la del C-HR de 2016 de Gloria. No se pide ya que la mejoren (lo cual sería obvio, tras ocho años de evolución tecnológica) pero, al menos, no la pongáis de calidad inferior. Las guías, por cierto, siguen siendo estáticas. Para mí esto no es algo que eche de menos, pero he visto coches de calidad inferior que sí las llevan dinámicas y, hombre, ayuda.

El ruido de rodadura

Algo de lo que se quejan muchos usuarios. El otro día pasé por un tramo de la M-50 donde aluciné: un sonido verdaderamente horrible en el interior del habitáculo. Luego estuve haciendo parte de esta ruta por la Sierra de Cuenca y disfruté mucho la conducción. Quiero pensar que será algo que ocurrirá en pocos tramos de carretera pero, sí, lo noté. Ah, el Style Edition lleva aislante bajo el capó.

Luces interiores

Muy tenues y muy pobres. Hasta el momento, donde no he conducido con un entorno completamente oscuro, son difícilmente visibles. De nuevo, una pijada sin importancia pero, ya que las ponéis… ¡dadle un poco más de potencia, amigos del País del Sol Naciente!

Curiosidades de Toyota

Para no cerrar la página con el mal sabor de boca que puedan dejar las toyotadas, dejo por aquí unas pocas curiosidades sobre la marca y el coche.

Manga conmemorativo

Cuando se cumplieron las cincuenta millones de unidades vendidas del Corolla, Toyota lo celebró de una manera muy japonesa: editaría una serie de mangas (cinco, concretamente) en los que en cada uno de ellos narra una ciertas décadas del Corolla (los ’60, ’70, ’80, ’90 y, en el último a los ’20 de este siglo).

La mala noticia es que sólo está disponible en japonés. La buena, es que se pueden consultar directamente en la web de Toyota Japón:

Manga Toyota Corolla

Manga conmemorativo de Toyota por las cincuenta millones de unidades vendidas del Toyota Corolla

También está curradísima la web que le dedicaron a las cincuenta millones de unidades. En japonés, de nuevo.

Nombre original, Toyoda

Ésta es curiosa. El apellido del fundador es Toyoda, pero parece ser que, cuando crearon la empresa en 1933, decidieron cambiar el nombre por el de Toyota: según tengo entendido el nombre Toyoda contiene nueve caracteres y Toyota ocho. Y el ocho es un número que trae buena fortuna en la cultura japonesa.

Pero también influiría (y seguramente, mucho más) el hecho de que la sede se estableciese en una ciudad llamada Koromo.

toyota-toyoda-katakana.jpg

¿Koromo? Ciudades con nombres de marcas

¿Koromo? ¿Y qué tiene que ver esto con la marca?

Cuando preparé el viaje por Japón en verano de 2023, descubrí que hay un mogollón de ciudades que tienen nombre de marcas comerciales… Así, nos encontramos que existe la ciudad de Toyota, la de Kawasaki, Yokohama…

Pero lo que es la hostia es que fue la empresa quien dio nombre a la ciudad y no al revés: la ahora ciudad de Toyota originalmente se llamaba Koromo.

Koromo cambió su nombre en 1959 para asumir el nombre de Toyota. Habrá que investigar por qué ocurrió esto…

El origen del nombre Corolla

Una que seguramente casi todos los propietarios conozcamos, pero el origen del nombre es, según la web de Toyota:

Corolla es el modelo de coche más vendido de la historia. Su nombre proviene del latín, “pequeña corona”. Pero va más allá, pues así se denomina a la parte interna de una flor, haciendo referencia a su atractiva imagen.

Robots Toyota

Sabiendo que Toyota ha estado desarrollando robots multitarea destinados al cuidado de ancianos, la fabricación y el entretenimiento, no sería raro ver que dentro de unos años nos vendan el pack de conductor robótico + vehículo… ¿os lo imagináis?

Seguiré actualizando el contenido de este pequeño gran regalo que me he hecho.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *